seguros para ataques informáticos Garresoler

Según la wikipedia el phishing, conocido como suplantación de identidad, es un término informático que denomina un modelo de abuso informático y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria).

El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

Los ataques de este tipo de ciberdelincuencia siguen batiendo récords en el mundo. España se encuentra ya en el 9º puesto en lo relativo al porcentaje de usuarios atacados, según se recoge en el último informe sobre “Spam y phishing en 2018” que elabora Kaspersky.

El objetivo del ciberdelincuente es conseguir nuestros datos personales, contraseñas de acceso a los distintos sitios y sistemas, datos de nuestras cuentas bancarias o infectar nuestros equipos con algún programa maligno.

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) son las pymes las que sufren más este tipo de ataques y amenazas, que en un 67% de los casos es consecuencia de un error humano.

MÚLTIPLES DISFRACES

El phishing se disfraza de múltiples formas. Se puede iniciar cuando uno de los empleados de la empresa o tú en tu casa recibís un email, una llamada o un SMS, suplantando la identidad de una organización o empresa conocida y pidiéndonos hacer clic en un enlace, o bien descargar un fichero o enviar una información sensible como pueden ser nuestros datos bancarios.También recibe este mismo nombre cuando el ataque lo sufre la web de una empresa, para suplantar a otra entidad como aseguradoras, bancos o instituciones oficiales, a la que redirigen a los “pescados” con los mensajes fraudulentos que el ciberdelincuente envía masivamente.

Existen ya en el mercado seguros que cubren las posibles consecuencias y responsabilidades que pudiera tener una empresa por este tipo de ataques, con independencia de su tamaño. 

Si en tu empresa utilizas ordenadores, dispositivos móviles y wifi; si almacenas información personal o confidencial de clientes, si aceptas o procesas pagos digitales, necesitas estar protegido y preparado.

Consúltanos para analizar los riesgos cibernéticos a los que te expones y si te beneficia contratar este tipo de pólizas de forma independiente o como parte de algún otro seguro que ya tengas vigente.

Ante la más mínima duda: ¡NO PIQUES EL ANZUELO!

Fuente:

garresoler socio aunna

También te puede interesar:

Suscríbete a nuestro canal

Aviso legal     |     Política de privacidad