Seguros... ¡de cine!

Como todos sabemos, la pandemia no nos ha permitido ir al cine todo lo que nos gustaría haber ido, pero Netflix, HBO y demás plataformas nos han permitido seguir disfrutando del cine desde la comodidad de nuestras casas, y así se ha reflejado en las nominaciones a los Oscar de este año. Entre las producciones que se disputan la estatuilla más famosa, reinan las películas distribuidas en estas plataformas digitales, como ‘The Father’ o ‘Mank’. Y no solo la distribución de las películas ha tenido que adaptarse, sino que las producciones también han tenido que multiplicar sus esfuerzos para garantizar la seguridad de los implicados y la continuidad del rodaje. Según Steven Soderbergh, director ganador del Oscar en el 2000 por ‘Traffic’, las productoras han tenido que aumentar su presupuesto, ya de por sí alto, entre un 15% y un 20% por la COVID. Y es que el alto coste de producción de una película supone un gran riesgo, por lo que es aquí donde entra el papel del seguro, nuestro mayor aliado frente a los posibles incidentes. En un rodaje, ya sea de una película, un corto, un documental o un musical, puede pasar de todo: daños a los equipos, a los vehículos de rodaje, al propio reparto, pérdidas económicas de la productora, daños en el lugar del rodaje, ya sea interior o exterior, etc. Todo ello hace que el seguro sea un implicado más en el proceso de la producción cinematográfica. Siempre es necesario contar con una buena póliza que cubra los riesgos y, para ello y para satisfacer las necesidades específicas de cada rodaje, el mejor consejo: acudir al mayor experto y asesor en materia de seguros, nuestro corredor de confianza.

También te puede interesar:

Suscríbete a nuestro canal

Aviso legal     |     Política de privacidad