Ahorrando para la vuelta al cole

Las vacaciones de verano llegan a su fin y, con ello, damos la bienvenida a la vuelta a la rutina habitual. Septiembre es sinónimo de vuelta a nuestras jornadas laborales y, para muchos, de vuelta al colegio. El retorno a las clases supone normalmente un desembolso económico importante para las familias. Atendiendo a datos de la OCU, se trata de unos 500 euros de media por hijo que se desglosan, principalmente, en materiales escolares, libros de texto y uniformes. No obstante, es difícil olvidar que este año, a causa de la subida generalizada de los precios provocada por la inflación, la mayoría de las familias deban verse obligados a ‘apretarse el cinturón’ en lo que a sus gastos se refiere. Por ello, las consecuencias de la complicada situación económica actual también se dejan ver en el inicio del curso escolar.

Según la plataforma educativa Go Student, el impacto de la inflación hará aumentar hasta un 30% el gasto en la vuelta al ‘cole’, por lo que nunca estará de más tener en cuenta algunas recomendaciones útiles para ahorrar. En primer lugar, siempre será importante hacer una revisión general del presupuesto familiar para conocer la situación financiera real y poder decidir qué gastos pueden reducirse o posponerse, como podrían ser las actividades extraescolares. Por otro lado, este control es especialmente importante a la hora de evitar compras compulsivas, por lo que se recomienda, revisar el estado de los materiales escolares con los que ya contemos, ya que, si se encuentran en buen estado, podremos reutilizarlos sin problema.

Además, en caso de necesitar realizar una compra, siempre será una buena opción apostar por la calidad, comparar precios y adquirir el material poco a poco y durante el curso, de manera que no hagamos un desem   bolso inicial importante. Relacionado con esto, siempre será recomendable esperar a las rebajas para adquirir los uniformes o la ropa necesaria. Otra de las opciones más socorridas y útiles que permiten ahorrar es recurrir a los libros de texto de segunda mano, en la medida de lo posible. Por otra parte y, en el caso de tener que hacer frente al comedor escolar, estudiar la posibilidad de llevar la comida de casa también puede suponer un ahorro importante.